fbpx
Técnicas de Coaching Archivos - CTG Coaching
-1
archive,tag,tag-tecnicas-de-coaching,tag-35,bridge-core-2.6.7,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-25.3,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.6.0,vc_responsive
 

Técnicas de Coaching Tag

[vc_row css_animation="" row_type="row" use_row_as_full_screen_section="no" type="full_width" angled_section="no" text_align="left" background_image_as_pattern="without_pattern"][vc_column][vc_column_text]Las emociones negativas y los pensamientos intrusivos viven en nosotros y muchas veces nos impiden ver el lado positivo de las cosas. Si permitimos que los pensamientos limitantes invadan nuestra vida, nuestra salud emocional...

Las relaciones de pareja pasan a menudo por altibajos en los que influyen muchos aspectos, como la falta de comunicación, el estrés o los problemas emocionales de uno de los miembros. Si no se abordan a tiempo, estos conflictos pueden llevar a la ruptura. De hecho, en la actualidad las separaciones y divorcios son cada día más frecuentes.
Seguramente habrás escuchado decir en más de una ocasión que los pensamientos negativos pueden afectar a nuestro bienestar, no solo mental sino también físico. Los expertos en salud mental insisten en la importancia de tener pensamientos positivos para mantener un buen equilibrio emocional y físico.
Escuchar una canción que marcó nuestro pasado, oler un perfume que nos trae recuerdos positivos son situaciones que nos llevan a situarnos en un estado emocional muy concreto. Si tenemos ese aroma o esa música asociados a una experiencia positiva, automáticamente nuestro cerebro nos lleva a la situación en que nos encontrábamos en aquel momento y experimentaremos emociones positivas.
Aunque sea una técnica novedosa en el mundo occidental y muchos lo vean como una simple moda, el mindfulness (o atención plena) es un estado mental que se practica desde hace miles de años con el objetivo de alcanzar el camino de la iluminación en el budismo. En Occidente, hace ya  más de tres décadas que se introdujo esta práctica, adaptada a nuestra cultura, para tratar problemas físicos y psicológicos derivados del estrés.