fbpx
Cómo solucionar el odio a la navidad a través del Coaching
1155
post-template-default,single,single-post,postid-1155,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

¿Odias la Navidad? Explicamos las causas y las soluciones a este sentimiento

Las calles se llenan de luz y villancicos, los anuncios de televisión te hablan de felicidad y de tiernos reencuentros familiares, las películas giran en torno a la magia de Navidad… y mientras tanto a ti te gustaría desaparecer hasta el 7 de enero. Este es un post inspirado en la publicación de CTG Coaching en el periódico As.
No sabes por qué, pero odias la Navidad. No te preocupes. El rechazo hacia la Navidad es más común de lo que piensas. Sentimientos como nostalgia, tristeza y malestar son frecuentes en estas fechas. Esto no significa que seas antisocial o raro.
La tristeza es tan normal como necesaria, ya que tiene una función adaptativa. El problema no lo hemos de buscar en el sentimiento en sí mismo sino en la manera de gestionarlo. Muchas personas han aprendido a manifestar la tristeza en forma de negación o de rabia, lo que solo sirve para añadir más conflictos a su alrededor.

 

¿POR QUÉ NOS SENTIMOS TRISTES EN NAVIDAD?

La Navidad está muy asociada a la infancia: los Reyes Magos, los regalos, la ilusión. Sin embargo, para quienes no tuvieron una infancia feliz, por vivencias familiares traumáticas, falta de afecto, problemas económicos o de cualquier otra índole, estas fechas son un recordatorio de esos días infelices, sobre todo si se trata de conflictos no resueltos desde el punto de vista emocional.
Otras personas sufren la añoranza de un tiempo en el que sí fueron felices, en contraposición a la actualidad: la edad adulta es una etapa de responsabilidades, dificultades y frecuentes conflictos en el ámbito familiar y laboral.
Las pérdidas afectivas, como una ruptura sentimental o el fallecimiento de un ser querido, pueden ser heridas sin cicatrizar que se abren en Navidad, ya que todo lo que nos rodea es un recuerdo de tiempos mejores. Incluso hay quienes en esta época son más conscientes del paso del tiempo y de la pérdida de juventud, algo que la sociedad se encarga permanentemente de mostrar como negativo.
La climatología adversa (pocas horas de luz, lluvia, viento, frío) sumada al bombardeo constante de la publicidad que nos recuerda que tenemos la “obligación” de ser felices en Navidad es otro factor que influye en la aparición de esos sentimientos de tristeza.

 

CLAVES PARA SUPERAR LA TRISTEZA EN NAVIDAD A TRAVÉS DEL COACHING PERSONAL

Se puede disfrutar de estas fechas aunque nuestra vida no sea un paraíso de felicidad absoluta como el que la sociedad nos impone. Tan solo hay que aprender a gestionar bien ese conflicto interno que vivimos cuando nuestra situación personal no se ajusta al modelo que se supone que debemos seguir. El coaching personal puede ser de gran ayuda para aprender a resolver los sentimientos de tristeza y malestar. Aquí tienes las claves para conseguirlo.

  1. Tienes derecho a estar triste: No pasa nada por sentirse triste. Trata de asumir ese sentimiento con naturalidad y piensa que es transitorio. Procura no caer en victimismos y pon de tu parte para estar lo más tranquilo posible.
  2. No huyas de los recuerdos: Luchar contra los sentimientos es contraproducente. Si estas fechas te traen a la memoria el recuerdo de un ser querido que ya no está, procura rememorar los buenos momentos vividos. Es mucho más saludable que tratar de ignorar que se echa de menos a esa persona.
  3. Relaciónate con quien te haga sentir bien: En las reuniones familiares siempre hay personas con las que no tenemos una relación satisfactoria. En vez de pensar que esa persona te va a amargar la noche, busca el contacto con aquellos que te hacen sentir bien.
  4. Crea un punto de partida en Navidad: Estas fiestas son un buen momento para analizar los éxitos y errores del año, valorando lo positivo y reflexionando sobre cómo abordar el nuevo año. Recuerda, en nuestro Centro de Coaching en Barcelona te podemos ayudar a enfocar tus objetivos personales y profesionales para así trabajar el Coaching Personal y el Coaching Empresarial.
  5. Dedícate tiempo en exclusiva: Además de las reuniones, cenas y visitas, muchas veces imposibles de eludir, encontrar momentos para la soledad, el relax y el descanso es fundamental para cargar las pilas y encontrarnos con nosotros mismos.

¡Así que levanta la cabeza, respira y deja que la Navidad fluya!. Ahora ya tienes algunas de las claves para afrontar la Navidad como te mereces: ¡con optimismo! y si crees que necesitas ayuda, contacta con CTG Coaching, Centro de Coaching en Barcelona, y juntos controlaremos tus pensamientos hacia pensamientos positivos, ya sea en Navidad, primavera, verano, otoño o  invierno. ¡Prepárate para el cambio desde hoy y a disfrutar de los turrones!

 

Para ver la publicación de CTG Coaching que trata este tema en el periódico AS, puedes hacerlo aquí: “La Navidad me pone triste, ¿soy raro o los raros son los demás?”

 

¿Te ha gustado este artículo? Entonces seguro que también te interesará…

¿Por qué aumentan las separaciones y divorcios después del verano?

¿Qué es la inteligencia emocional y para qué sirve?

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: