fbpx
Motivación de empleados con Coaching Ejecutivo
1019
post-template-default,single,single-post,postid-1019,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Motivación de empleados con Coaching Ejecutivo

¿Notas que tus empleados no están lo suficientemente motivados? ¿Te gustaría que se implicaran más en el proyecto empresarial? Para conseguirlo, muchas veces sólo es cuestión de reconocer y valorar su trabajo dentro de la empresa. Te proponemos varias fórmulas para que tu equipo rinda más y mucho mejor.

Motivación: ¿Es cuestión de dinero?

Muchos jefes tienden a pensar que mejorar la remuneración económica de sus empleados es la solución para que estén más contentos. Sin embargo, en las empresas de hoy en día el dinero no es primordial. Los trabajadores prefieren incentivos no monetarios, es decir, aspectos que están relacionados con su calidad de vida o con su propio trabajo dentro de la empresa.

Por ejemplo, para conseguir una mayor motivación e implicación en el proyecto empresarial, has de comenzar por reconocer los méritos de todos y cada uno de los miembros de tu plantilla. Es un gesto muy sencillo, pero con un gran valor, ya que harás que sientan que el esfuerzo y el trabajo diario tienen recompensa.

Las fórmulas para conseguir una plantilla implicada

También es muy importante que impliques al máximo a tu equipo en el proyecto empresarial, es decir, que sepan que son una pieza más de la organización. Comprobarás que enseguida aumenta su productividad y alcanzáis juntos las metas que os habéis propuesto.

En esta línea, es fundamental que manifiestes a tu equipo que cuentas con ellos a largo plazo y que los incluyes en tus planes de futuro. La incertidumbre laboral es uno de los peores sentimientos que puedes cosechar dentro de un grupo de trabajo y más en tiempos de crisis como los que estamos viviendo. Acabarás de redondear tu trabajo si te interesas y preocupas por el estado de ánimo de tu equipo, así como de sus circunstancias personales.

Además, también se valora mucho que la empresa facilite la conciliación de la vida personal con la laboral. Un par de ejemplos: permitir que los trabajadores tengan un horario flexible (adelantar la hora de salida, tener libre los viernes por la tarde, hacer jornada intensiva en verano,…) y dejar que se elijan los días libres y las vacaciones según les convenga o en función de las vacaciones de los niños.

Si practicas todos estos puntos, verás que en poco tiempo el clima laboral es mucho más distendido y amable. La consecuencia de ello: aumento de la colaboración, la confianza, la productividad, el rendimiento y la implicación.

Conseguir que florezcan todos estos aspectos positivos ha de ser tu prioridad como jefe, así que si crees que necesitas que te echen un cable para mejorar tu rol puedes acudir a programas de coaching ejecutivo, que te ayudarán a conectar con tus empleados y sacar lo mejor de ellos mismos.

 

Artículos Anteriores:

10 claves para ser feliz

Siete claves para reinventarse profesionalmente

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: