fbpx
Millennials y generación Z: ¿quiénes son la generación deprimida?| CTG Coaching
3055
post-template-default,single,single-post,postid-3055,single-format-standard,bridge-core-3.0.2,qode-page-transition-enabled,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-28.8,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-6.9.0,vc_responsive
 

Millennials y generación Z: ¿quiénes son la generación deprimida?

Millennials y generación Z: ¿quiénes son la generación deprimida?

Vivimos en una sociedad repleta de avances tecnológicos. Gracias a estas innovaciones, los ciudadanos estamos más conectados e informados que nunca. A pesar de ello, los trastornos mentales son cada vez más frecuentes.

Seguro que has oído hablar de la generación deprimida. Desde nuestro centro de coaching en Barcelona, te explicamos quiénes forman parte de esta generación y cuáles son las razones por las que son denominados de esta manera.

 

LA GENERACIÓN DEPRIMIDA: MILLENNIALS Y GENERACIÓN Z

La generación deprimida engloba, realmente, dos generaciones diferentes: los millennials (también conocidos como generación Y) y la generación Z. En la primera se incluyen las personas nacidas entre 1981 y 1995, mientras que la segunda comprende a los nacidos entre 1996 y 2010.

En nuestras sesiones de coaching observamos cómo una buena parte de las personas que pertenecen a ambas generaciones sufren más ansiedad y/o depresión, y acuden a terapia psicológica con más frecuencia que los individuos de otras generaciones.

La depresión es un trastorno del estado de ánimo en el que predominan los sentimientos de frustración, tristeza, dificultad para disfrutar, melancolía e, incluso, pensamientos autolesivos. La ansiedad es un sentimiento de miedo, temor o inquietud desproporcionada y prolongada en el tiempo, ante situaciones externas o internas que la persona percibe o interpreta como peligrosas, aunque en realidad no se pueden valorar como tal. Pero, ¿cuáles son las razones que llevan a estas generaciones a la depresión y ansiedad?

Te lo contamos a continuación.

 

¿POR QUÉ LOS MILLENNIALS Y LA GENERACIÓN Z SON CONSIDERADOS LA GENERACIÓN DEPRIMIDA?

Una de las principales razones que hace que los jóvenes nacidos en estas décadas se sientan deprimidos es la frustración laboral.

Este grupo de personas fueron educadas con una clara orientación hacia el estudio de una carrera universitaria como sinónimo del éxito laboral asegurado. Sin embargo, su realidad ha sido bien distinta.

La generación millennial tuvo que enfrentarse a la crisis económica de 2008, que arruinó muchos de sus sueños. La generación Z ha sufrido la crisis sanitaria y económica provocada por la COVID-19. Ambos factores dieron lugar a un fuerte desempleo a nivel mundial que impidió desarrollar sus capacidades en el ámbito laboral.

Por otra parte, los millennials y la generación Z están mucho más preocupados por el mundo que les rodea. La implicación en los problemas sociales y medioambientales les aporta un sentimiento de pertenencia a un grupo que es muy positivo. No obstante, esta concienciación conlleva una responsabilidad excesiva frente situaciones muy difíciles de solucionar.

Es importante resaltar, que el confinamiento domiciliario por la COVID-19 ha afectado a una población “muy vulnerable” en la que la interrupción de las rutinas y las restricciones sociales ha conllevado la limitación de la actividad física y el uso excesivo de las tecnologías.

Las redes sociales se han constituido en el refugio de muchos jóvenes, sobre todo de aquellos que no se sienten demasiado bien consigo mismos o que tienen dificultades para relacionarse socialmente.

Esta herramienta puede ser positiva porque ayuda a conocer a otras personas con los mismos intereses. Sin embargo, su uso excesivo puede llevar al aislamiento. La imagen sesgada que muchas personas ofrecen de sí mismas en las redes sociales puede propiciar la aparición de la depresión en quienes consideran que no alcanzan determinados tópicos sobre la felicidad, la belleza o el éxito. Basar la felicidad en el número de likes que tengan las publicaciones en redes o en el número de seguidores, puede generar mucha ansiedad y frustración.

También hay que tener en cuenta que la exposición continua a información que se recibe a través de los contenidos de internet, medios de comunicación tradicionales y múltiples estímulos de la vida diaria, puede producir el “síndrome de sobrecarga informativa”, generando una ansiedad constante que impida pensar de manera clara y ordenada.

Las sesiones de coaching son una buena forma de detectar qué pensamientos limitantes o erróneos tenemos acerca de nosotros mismos, potenciar las propias fortalezas, generar un cambio de mentalidad y aprender a gestionar las emociones de una manera mucho más sana para adaptarse a un mundo excesivamente cambiante, para el que muchas veces los adolescentes y jóvenes no están preparados. En nuestro centro de coaching en Barcelona podemos ayudarte si te sientes parte de la generación deprimida.

 

Si te ha gustado este post sobre «Millennials y generación Z: ¿quiénes son la generación deprimida?»seguramente te interesará…

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: