fbpx
Gestión de la empresa en positivo. El Coaching Ejecutivo
1010
post-template-default,single,single-post,postid-1010,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Gestión de la empresa en positivo. El Coaching Ejecutivo

La actitud positiva y constructiva de un jefe es una de las cualidades más apreciadas por los empleados. Pero, ¿cómo se consigue sacar adelante una empresa de esta manera? ¿Es compatible con seguir consiguiendo beneficios? Si eres el líder de tu empresa o estás al frente de un gran equipo de trabajo, te contamos cómo practicar la gestión positiva.

La motivación del equipo y el buen ambiente de trabajo, lo más valorado por los trabajadores.

Cuando analizas las ventas de tu empresa o piensas en las estrategias para atraer nuevos clientes, ¿piensas en tu equipo y en el trabajo que realizan para la organización? Si la respuesta es afirmativa, vas por el buen camino; si es negativa, has de ponerte manos a la obra. El trabajo de tu equipo es aún mucho mejor si fomentas la motivación de tus trabajadores.

De hecho, las estadísticas lo confirma: las personas motivadas rinden un 87% más que las que no lo están y el 83%, asegura que es imprescindible que haya un buen ambiente de trabajo. Dos hechos que se derivan de la actitud y el pensamiento positivo.

Los beneficios de practicar el pensamiento positivo

Una actitud positiva con tu equipo de trabajo favorecerá la colaboración, la escucha y el feedback constructivo, entre otras muchas cosas. Algunos beneficios que te aportará practicar el pensamiento positivo son:

  • Incrementar la confianza en uno mismo.
  • Promover la acción responsable y abandonar la actitud derrotista y victimista.
  • Abrir la mente. Ampliar la perspectiva y experimentar.
  • Fomentar equipos de trabajo saludables y equilibrados.
  • Favorecer la comunicación, la crítica constructiva y la discusión sobre la base del respeto.
  • Aumentar los niveles de cooperación y colaboración.
  • Expandir y contagiar el espíritu positivo.

 

Los equipos que trabajan desde el pensamiento positivo están más inspirados y por lo tanto, producen más, venden más, invierten mejor, fidelizan más, cooperan más y se sienten más comprometidos con los proyectos. Por eso, sin dudarlo has de fomentar esta actitud. Puedes trabajarla utilizando como herramienta el coaching ejecutivo, que se centra en el buen funcionamiento de las organizaciones y en ayudar a superar cualquier obstáculo a sus líderes.

 

Artículos Anteriores:

Qué es el coaching

10 claves para ser feliz

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: