¿Son compatibles las navidades familiares con la tranquilidad?
1503
post-template-default,single,single-post,postid-1503,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

¿Son compatibles las navidades familiares con la tranquilidad?

Si te agobia pensar en las fiestas navideñas, con sus interminables cenas familiares, las colas en las tiendas, las prisas para comprar regalos de última hora, los compromisos… eres una de las muchas personas para las que la Navidad es una época de estrés.

Las obligaciones que nos autoimponemos para cumplir con unas normas sociales en ocasiones poco realistas nos empujan a asociar la Navidad como unas fechas en las que los problemas superan a la alegría, la ilusión y el relax. Compartir demasiadas horas con familiares que no ves durante el año puede convertirse en un verdadero quebradero de cabeza que nos aleja de la paz y la tranquilidad que esas vacaciones deberían tener.

A pesar de todo, en tu mano está la llave para volver a disfrutar de la Navidad como antes. La clave se encuentra, principalmente, en una buena organización. El coaching personal te puede ayudar a establecer prioridades y a saber delegar.

 

RECOMENDACIONES EN COACHING PARA VIVIR UNA NAVIDAD TRANQUILA

Desde nuestro centro de coaching en Barcelona te queremos ofrecer una serie de consejos para que no te estreses en Navidad.

  • No te agobies con los regalos. Piensa a qué personas quieres sorprender este año y haz una lista con sus nombres. Adelanta las compras de aquellos regalos que tengas claros de antemano. Esperar al último momento implicará colas y, probablemente, que no encuentres aquello que quieres. Para los familiares o amigos a los que no sepas qué regalares, aprovecha tus paseos por la ciudad para buscar inspiración en los escaparates de las tiendas. Si, aun así, no consigues encontrarlo, puedes preguntar a la persona qué le haría ilusión. No todo tiene por qué ser una sorpresa. Finalmente, no hagas del dinero tu principal preocupación. Si no estás pasando por una buena etapa económica, no hace falta que gastes mucho. Puedes comprar pequeños detalles. Lo importante para tus familiares será el hecho de que hayas pensado en ellos.
  • Las cenas familiares. Si tu casa es la elegida para celebrar las fiestas y ese año te toca cocinar, planifica una buena estrategia. Puedes encargar el menú a uno de los muchos restaurantes que en estas fechas preparan sabrosos platos de comida casera listos para llevar. Unas semanas antes, consulta con las personas que asistirán qué les gustaría comer. Cuando llegue el día del evento, pide ayuda. Es necesario aprender a delegar para sobrecargarse de trabajo. Mientras unos cocinan o van a hacer las compras, otros pueden organizar el espacio, limpiarlo y tenerlo listo para la celebración.
  • Reserva unos días para ti. Desconectar es el objetivo de las vacaciones y las navidades no son una excepción. Pasa unos días de descanso con tu familia, con tus amigos o en soledad. Relájate y desconecta de la rutina, ya sea en la playa, en la montaña o en el pueblo de al lado.
  • No te ates a los convencionalismos. La sociedad nos impone muchos convencionalismos. La imagen de paz y amor en familia que nos transmite la publicidad puede llegar a ser frustrante si no alcanzamos ese objetivo que, por otra parte, no es realista. Nada te impide innovar en la forma de pasar las navidades. Lo importante es hacer cosas con las que te sientas bien. No tienes por qué atarte a compromisos que no deseas ni pensar en lo que dirán los demás. Tampoco tienes por qué celebrar las reuniones en casa. Puedes ir a un restaurante que organice cenas navideñas para dejarte atender por unas horas y disfrutar de la fiesta.
  • Evita las discusiones. Cuando se reúnen un montón de familiares en torno a la mesa, muchas veces aparecen roces y tensiones. Si te toca compartir con gente que no te agrada, intenta centrar tus conversaciones en aquellas personas que te hacer sentir bien e ignora a quienes te incomodan. Disfruta del momento en familia, pensando en los aspectos positivos.

 

Si necesitas poner a punto tu mente para las navidades con unas sesiones de coaching personal, recuerda que en nuestro centro de coaching de Barcelona estamos para ayudarte, en cualquier momento y situación de tu vida personal y laboral.

 

Si te ha gustado este post sobre ¿ Son compatibles las navidades familiares con la tranquilidad?, seguramente te interesará…

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.