fbpx
Estrés postvacacional y la vuelta al cole - Coaching Barcelona
1062
post-template-default,single,single-post,postid-1062,single-format-standard,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Cómo afrontar el estrés postvacacional y volver al cole cargados de energía

Después de unas estupendas vacaciones, toca hacer maletas y preparar la vuelta al cole. Tanto los mayores como los pequeños hemos de volver al trabajo, a las clases y a las rutinas habituales. Pero todos sabemos que no es fácil y que cuesta adaptarnos de nuevo al ritmo cotidiano. El estrés postvacacional nos afecta a todos, en mayor o menor medida, por eso te contamos cómo llevarlo de la mejor manera posible y comenzar el curso con muchas ganas.

¿Cómo ayudar a los peques de la casa?

Aunque los niños se adaptan mucho mejor que los adultos a las nuevas situaciones, también necesitan un período determinado para volver a retomar sus horarios escolares, sus actividades y sus costumbres habituales. La vuelta al colegio también supone un gran cambio para ellos, por eso, unos cuantos días antes, es muy importante que les recordemos los aspectos positivos de volver a clase, como por ejemplo, reencontrarse con sus amigos, jugar con ellos, conocer a sus profesores, realizar sus actividades favoritas, etc.

En el caso que se pongan negativos y comiencen a decir que no quieren ir a clase, lo más recomendable es cambiar de tema y preguntarles por cómo han pasado el día en el colegio o animarles a que hablen de sus compañeros y de las actividades que han realizado. El objetivo de esto es centrar la atención de los peques en los aspectos positivos de la vuelta al cole. No obstante, el consejo más importante es dar un buen ejemplo a los niños, ya que si nos ven a nosotros con actitudes negativas, ellos también las tendrán. Si nos ven con buen ánimo y tomando la vuelta al trabajo de forma positiva, ellos seguirán el ejemplo.

Los adultos,

Si queremos ser un buen ejemplo para nuestros hijos, también es importante que sepamos llevar de la mejor manera posible el síndrome post-vacacional. No te tomes el fin de las vacaciones como algo negativo, al contrario, plantéate la llegada de septiembre como un mes para proponerte nuevos retos y adquirir buenos hábitos. Para que realmente sea efectivo, apunta en un papel por qué quieres lograr tu nuevo reto y los beneficios que tiene para tí. Anota también los motivos por los que te hace ilusión emprender el reto y recupéralo en momentos de debilidad.
Es muy importante que planifiques bien cuándo comenzarás a realizar la actividad y ponte manos a la obra. También es recomendable que revises tus planes una vez al mes para ver si vas por el buen camino.

Si te tomas la “vuelta al cole” como una oportunidad para aprender cosas nuevas y mejorar tu bienestar personal, retomarás la rutina con más ganas que nunca. Y si necesitas una pequeña ayuda para superar el estrés postvacacional, no dudes en acudir a un coach.

Artículos Anteriores:

Liderazgo situacional

Vacaciones Improvisadas: Los beneficios de dejar que las cosas pasen.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

A %d blogueros les gusta esto: