fbpx
Blog de Coaching en Barcelona - CTG Coaching
823
blog,paged,paged-5,cookies-not-set,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive
 

Blog

Seguramente habrás escuchado decir en más de una ocasión que los pensamientos negativos pueden afectar a nuestro bienestar, no solo mental sino también físico. Los expertos en salud mental insisten en la importancia de tener pensamientos positivos para mantener un buen equilibrio emocional y físico.
La vida está llena de circunstancias adversas que no podemos controlar. Una ruptura sentimental, una pérdida, un despido… Muchas personas, cuando se ven inmersas en este tipo de situaciones, reaccionan con desánimo y desarrollan una actitud negativa hacia la vida que les causa aún mayor dolor y estrés.

Como algunos ya sabéis de vez en cuando colaboro con la periodista Eva Carnero del elpais.com, la cual me hace entrevistas para conocer mi opinión sobre ciertos temas y así poder escribir artículos documentados y contrastados con otros profesionales. Esta vez se trató el tema de la pereza y las claves para dominarla.

Escuchar una canción que marcó nuestro pasado, oler un perfume que nos trae recuerdos positivos son situaciones que nos llevan a situarnos en un estado emocional muy concreto. Si tenemos ese aroma o esa música asociados a una experiencia positiva, automáticamente nuestro cerebro nos lleva a la situación en que nos encontrábamos en aquel momento y experimentaremos emociones positivas.
Aunque sea una técnica novedosa en el mundo occidental y muchos lo vean como una simple moda, el mindfulness (o atención plena) es un estado mental que se practica desde hace miles de años con el objetivo de alcanzar el camino de la iluminación en el budismo. En Occidente, hace ya  más de tres décadas que se introdujo esta práctica, adaptada a nuestra cultura, para tratar problemas físicos y psicológicos derivados del estrés.